4 Reglas de oro para perder grasa  

Si tu objetivo es encontrar  4 reglas de oro para perder grasa no significa que debas comer poco, al contrario, se trata de comer mejor. Ingerir alimentos saludables trae consigo muchos beneficios para tu cuerpo y tu organismo; contribuye a que te sientas mejor, a tener más energía, acelera el metabolismo y disminuye la ansiedad, lo que favorece la pérdida de grasa.

Es importante tener un manejo y control de la ansiedad para lograr este objetivo. La verdadera razón por la que sentimos ansiedad es porque no le damos al cuerpo todo lo que necesita. Uno de los factores que nos ayudan con este proceso es principalmente una alimentación saludable, que debemos tenerlo en cuenta como un estilo de vida.

La acumulación de grasa puede estar ligada a problemas de salud como bajos niveles de andrógenos u hormonas masculinas, picos de insulina en sangre producidos por los azucares, estrés constante, entre otras., pero no significa que no tenga solución, la solución a todo esto se logra minimizando el consumo de azucares, haciendo ejercicio y asegurando vitaminas para nuestro organismo y tu cuerpo lo agradecerá.

Para lograr todo esto te traigo 4 reglas de oro para perder grasa que te ayudaran muchísimo no solo a eso si no también a mejorar la salud de forma sencilla y fácil, solo aplicando estas técnicas e incluyéndolas en tu estilo de vida.

1.- Cambia tu alimentación

El tener una alimentación sana contribuye a la producción de hormonas que ayudan a perder grasa y ganar músculos.  Debemos preferir en cada comida alimentos principalmente naturales, incluyendo fibras, proteínas, grasas saludables, carbohidratos, fuentes de omega 3, legumbres, frutas y verduras.

Es importante resaltar que lo que te hará perder grasa no es lo que comas, de hecho debes incluir carbohidratos en cada comida, y esto no significa que por comer carbohidratos subirás de peso, lo que realmente importa es la cantidad.

La fibra es una opción que debe estar presente en tu alimentación diaria, debido a que aportan volumen a los alimentos y te mantienen satisfecho. Puedes incluir:

·       Legumbres

·       Vegetales

·       Frutas

·       Avena

·       Cereales integrales

Una de las cosas que nos ayudan muchísimo a controlar la ansiedad y el apetito  son las proteínas; que están compuestas por largas cadenas de aminoácidos que al cuerpo le cuesta trabajo descomponer, y por tanto nos mantienen saciados por más tiempo. Puedes integrar en tus comidas algunas como:

·       Pescado

·       Carnes magras como lomo de pollo o pavo

·       Lomo de cerdo y res

·       Huevos

·       Granos.

Te recomiendo que tu plato este compuesto por 50%  de vegetales crudos y cocidos, puesto que aportan muy pocas calorías por su contenido alto en agua y fibra, lo que te hará sentir más lleno, con esto conseguimos mejorar la salud y un mayor control de la ansiedad.

2.- Mantente hidratado

Una de las 4 reglas de oro para perder grasa, debemos mencionar que el agua es un contribuyente muy importante. Tomar agua implica un gasto enérgico, lo que quiere decir que nos puede ayudar a perder peso; a su vez puede producir una sensación de saciedad sin ingerir calorías.

La deshidratación tiende a reducir el gasto de energía y la tasa metabólica, es por ello que debemos consumir al menos 2 litros de agua al día, lo que equivale a 8 vasos de agua. Además, nos ayuda tanto a eliminar toxinas como a metabolizar la grasa almacenada, lo que nos favorece mucho para mejorar la salud.

3.- Ejercítate

Si tu meta es quemar grasa, debes empezar por cambiar tus hábitos y tu estilo de vida; si tienes una vida sedentaria debes cambiarlo, el sedentarismo afecta mucho el proceso de perder grasa.

El ejercicio es fundamental tanto para aumentar el gasto calórico diario como para mejorar el ambiente hormonal. Debes empezar a moverte más, ejercítate al menos 3 o 4 veces a la semana, y respeta tus horas de descanso, porque es esto lo que te ayudara a lograr tu objetivo.

 

Si  entrenas bien, incluso durante el reposo tu cuerpo seguirá quemando calorías. Es importante descansar el tiempo suficiente para que tu cuerpo se recupere. Comer menos y hacer más ejercicio no es una opción, porque no te hará quemar grasa, puesto que solo aumenta el cortisol, y daña tu ambiente hormonal produciendo acumulación de grasa sobre todo en el abdomen. No se trata de comer menos, se trata de comer mejor y comer alimentos saludables que ayuden a tu cuerpo a recuperarse después de un entrenamiento.

Una de las actividades más eficientes para quemar grasa es saltar la cuerda; por muy simple que parezca te hace quemar calorías en poco tiempo; a su vez fortalece tu abdomen y trabaja fuerza y resistencia ejercitando varios de tus músculos. Saltar la cuerda 10 minutos equivale a correr 30 minutos, puedes llegar a quemar aproximadamente 500 calorías en 20 minutos.

4.- Entra en déficit calórico

Para cerrar con las 4 reglas de oro para perder grasa se basa en tener un déficit calórico, simplemente consiste en consumir menos calorías de las que gastas, podemos conseguir esto minimizando el consumo de bebidas azucaradas y alimentos procesados.

Debido al alto contenido  artificial de los alimentos procesados, estos se digieren muy rápido provocando ansiedad, es por ello que es recomendable ingerir alimentos naturales, que el cuerpo lo asimila de manera más lenta, controlando la ansiedad.

Lo único que puede hacer que acumules grasa es tener un excedente calórico (lo contrario de déficit calórico) y comer en exceso. No importa la hora en la que distribuyas tus comidas, lo importante es controlar la cantidad, y en cada comida incluir proteína, vegetales y carbohidratos, de esta manera puedes mejorar la salud.

¿Cómo debemos comer? Principalmente no debes tenerle miedo a los carbohidratos, es normal bajar de peso al eliminar los carbohidratos, cada gramo de carbohidrato retiene de 3 a 4 gr de agua, pero al eliminarlos se pierde ante todo agua y musculo, es por ello que aparece inevitablemente la flacidez.

Tus músculos queman calorías para mantenerse, en el momento en que pierdes musculo también desciende tu tasa metabólica y cada vez requiere de menos energía para mantenerse. Lo que pasa al volver a comer normal es que recuperas todo lo que perdiste y es allí donde nada funciona. Debido a esto no debes eliminar los carbohidratos de tus comidas, te ayudaran mucho con tu objetivo de perder grasa.