¿Qué es la dieta intermitente?

La dieta intermitente es una forma de comer, un patrón alimenticio donde se alternan periodos de ayuno con periodos de alimentación, este método tiene 3 propuestas:

  • Todos los días ayunas por 16 o 18 horas y vas a comer en un periodo de 6 u 8 horas.

  • Otra propuesta es que a la semana haces dos o tres ayunos de 24 horas y un día comes normal, nuevamente haces el ayuno de dos o tres días y un día vuelves a comer normal.

  • Ayuno 12/12, aquí realizaríamos un desayuno y una cena, dejando 12 horas entre medias. Por ejemplo, puedes desayunar a las 10:00 y cenar a las 22.00 hrs.


Beneficios del ayuno intermitente

Desintoxicación, depuración, limpieza…puedes llamarlo de muchas formas, pero al final se trata de salvaguardar un equilibrio entre comer y no comer. Para que la idea quede más clara todavía, estamos hablando de abstenerse de comer durante un periodo determinado de tiempo y después ingerir comida normalmente durante un lapso de tiempo que varía en función del tipo de ayuno elegido.

Las ventajas de ayunar son muchas:

  • Pérdida de peso y de grasa corporal (si se tienen en cuenta el tipo de alimentos y calorías ingeridos).

  • Mejora la sensibilidad a la insulina, lo que es perfecto para personas con diabetes tipo 2.

  • Aumento de energía.

  • Reducción del colesterol.

  • No supone un coste, sino más bien un ahorro al realizar menos comidas al día.

  • No es una dieta que te complique la vida, sino más bien lo contrario.

  • Puedes ayunar en cualquier lugar, algo que no siempre es posible con algunas dietas.

  • Puedes comer los alimentos (saludables) que quieras.

  • Aumento de la función cognitiva.

  • Reducción de inflamación.

Realizar por primera vez la dieta intermitente

Si deseas realizar por primera vez el ayuno intermitente debes tomar en cuenta que si una persona está acostumbrada a realizar un número elevado de comidas al día, cuatro, cinco o incluso seis, el intentar realizar un ayuno 16/8 seguramente sea una tarea compleja y que quizá incluso genere algo de ansiedad. No debemos olvidar que dependemos de nuestro entorno hormonal, y nuestros hábitos marcan cómo se encuentran a diferentes horas.

Mi recomendación es, que en primer lugar se reduzca el número de comidas a tres (desayuno, comida y cena). Cuando ya hayamos conseguido adaptarnos a realizar tres comidas, el siguiente paso es ir reduciendo las calorías del desayuno, hasta tal punto que no nos cueste no desayunar.
Cuando hayamos llegado a este punto, nos será bastante sencillo realizar solo dos comidas al día y el paso a intentar realizar un ayuno 24 horas será también fácil.

Respecto al entrenamiento, los expertos confirman que se puede hacer un entrenamiento de fuerza sin problema, pero recuerda que cada cuerpo y cada metabolismo es un mundo y lo mejor siempre es consultar con un médico o nutricionista antes de lanzarse a emprender una técnica para perder peso o ganar masa muscular como esta.

Para finalizar si deseas realizar el ayuno intermitente debes consultar a expertos para ello, así podrán darte las indicaciones necesarias de alimentos que debes ingerir y cuales no, ademas de hacerte un seguimiento sobre tu salud y objetivo que deseas.